Hornear pizza y coca

¿Te apetece una pizza? Tanto si es congelada como si la preparas en casa, con el Navigenio de AMC quedará lista en un santiamén y gastarás menos energía que utilizando el horno. Así la pizza quedará igual de deliciosa que en un horno de piedra.

Preparar la masa de la pizza (hecha en casa o precocinada) para que coincida con el diámetro de la olla y preparar también el resto de los ingredientes.

Colocar la olla vacía y seca sobre el Navigenio y tapar. Encender el Navigenio y seleccionar el nivel 6.

Encender el Avisador (Audiotherm) con el botón derecho o izquierdo, colocarlo en el pomo (Visiotherm) y girarlo hasta que aparezca el símbolo de “chuleta”.

Cuando el indicador rojo alcance la ventana de “chuleta”, sonará una señal doble.

Apagar la señal con el botón derecho o izquierdo. Retirar el Avisador (Audiotherm) y la tapa. Introducir la base de la pizza en la olla caliente y poner el Navigenio a nivel 6.

Untar la base de la pizza con salsa de tomate y distribuir más ingredientes por encima para crear una pizza deliciosa.

Colocar la olla en una superficie resistente al calor, ajustar el invertido sobre la olla y seleccionar una temperatura alta.

Mientras el Navigenio parpadee en azul y rojo, introducir un tiempo de horneado de unos 3 minutos con el botón derecho del Avisador (Audiotherm). El Navigenio parpadea en azul, en la pantalla del Avisador (Audiotherm) se muestra el símbolo “conexión por radio activa”.

Para preparar más pizzas, se procede igual: ajustar siempre la olla que se va a utilizar al nivel 6 del Navigenio (a partir de la tercera pizza, dejar así aproximadamente 1 minuto después de haber dispuesto los ingredientes). Colocar la olla en una superficie resistente al calor y ajustar el invertido sobre ella, seleccionar una temperatura alta (si se prefiere la pizza más crujiente, se puede alargar el tiempo de horneado).

Una vez haya terminado el tiempo de horneado establecido, el Navigenio se apaga solo. Ahora se puede apagar el Navigenio.